Es un gran avance científico, pero ante todo, este logro nos hace sentir muy felices por nuestro paciente. Su calidad de vida ha mejorado tanto y su satisfacción es tan grande, que hace que merezca la pena todo el esfuerzo realizado en su caso.

Las personas con la Enfermedad de los Huesos de Cristal (Osteogénesis Imperfecta) tienen una gran predisposición a sufrir fracturas ante traumatismos leves y debían hasta ahora conformarse con el deterioro y pérdida de sus piezas dentales teniéndose que adaptar a incómodos aparatos de quitar y poner. La literatura médica desaconsejaba realizar cualquier intervención en una dolencia que debilita al máximo los huesos.

“El paciente llevaba a sus espaldas un largo peregrinaje buscando una solución a los problemas de su boca. Había perdido dientes, tenía un aparato muy incómodo y le resultaba muy difícil ingerir alimentos. Su fuerte motivación fue lo que me animó a investigar y asumir el reto” explica el Dr. Mario Caicedo.

Desde la Clínica Dental Naturdent, decidimos volcar todos los esfuerzos en la búsqueda de fórmulas para fijar implantes dentales sin recurrir a los injertos óseos, ya que la fragilidad de sus huesosdificultaba cualquier intervención. Y lo conseguimos, siendo éste el segundo caso documentado en todo el país.

Comenzamos el estudio del caso en el 2012 y tras un exhaustivo seguimiento, su eficacia ha quedado demostrada: el paciente ha pasado de tener serias dificultades tras la pérdida de varias piezas dentales a contar con una dentadura que le permite masticar y triturar la comida con normalidad.

El estudio culminó con el desarrollo de “un protocolo específico con el que trabajar un hueso extremadamente blando, poroso y poco denso. Los implantes se colocaron en Agosto de 2012 y se cargaron con coronas en Septiembre de 2013” describe el Dr. Caicedo desde la Clínica Dental Naturdent.

Además, hemos tenido la fortuna de presentar el caso recientemente en la New York University y próximamente,  el Dr. Mario Caicedo lo hará en Londres. Por otra parte, el doctor también ha recibido la invitación a difundir el caso en diversas publicaciones científicas de prestigio.

De nuevo, es una sonrisa la que nos llena de fuerzas para seguir adelante, ya que con la creación de este Protocolo de Implantes Dentales en Pacientes con Osteogénesis Imperfecta hemos podido encender una “luz de esperanza a las personas que padecen la enfermedad de los Huesos de Cristal, considerados como intratables con implantes dentales”.